Palo Monte: La religión de los muertos



La Santería o Regla de Osha tiene profundas raíces en la cultura cubana y de otros pueblos del Caribe y de América. En los últimos tiempos, esta religión ha tenido un auge impresionante, trascendiendo raza y edad de los iniciados.
--------------------------------------------------------

Francisco Ruiz Udiel
Especial para El Nuevo Diario.


Queriendo conocer más sobre este fenómeno cultural, en Cuba contactamos a Gilberto Carballosa, un pastor de sesenta años que pertenece a la religión “Palo Monte” o “Regla Conga”, creencia criticada por su oscurantismo y por el contacto directo que tienen sus practicantes con los “mfumbes” (los muertos).

“Palero” es el nombre que reciben las personas que se han iniciado en esta religión que, según dicen, fue creada hace 5 mil años en El Congo, África.

En una sesión privada con Gilberto, éste enciende un puro, arroja el humo para purificar tres calderas u ollas que contienen hierro, puñales y esposas. Junto a una olla reposa un crucifijo, un vaso con agua y cuatro caracoles. En la parte superior de la caldera está situado un cráneo humano manchado de sangre.

La habitación donde Gilberto hace sus conjuros desprende posteriormente un olor a humedad, tabaco, alcohol y hacinamiento. La oscuridad ha enmohecido el ambiente.

Gilberto continúa la sesión. Toma una botella de aguardiente y arroja compulsivamente un poco de ron sobre las calderas. Luego empieza un canto de iniciación para despertar a los muertos y a las deidades. Así pregunta a los “mfumbes” ¿Son las horas Papá? Esta es una forma de acercarse y pedir permiso antes de iniciar el ritual.

Fuera de la sesión espiritual converso con el “Palero” para que me diga un poco más sobre el Palo Monte.

Gilberto, ¿me puede decir cuál es el origen del Palo Monte?

La religión Palo Monte surge en los pueblos de origen Bantú, al sur del Río Congo en África hace 5 mil años. Una mujer que vivía en la rivera del Río Congo se encontró un cadáver de un hombre. A ella le llamó la atención el cadáver y se lo llevó a una cueva. Comenzó a alimentarlo. Lo que ella no sabía era que el muerto se alimenta de “menga” (sangre). Una vez que la mujer estaba con la regla decidió visitar nuevamente al muerto. Días después, el esposo, al ver que su mujer no regresaba empezó a buscarla hasta encontrarla en la cueva: el cuerpo de la mujer (ya muerto) permanecía arriba del cadáver del hombre. El esposo en vez de asustarse se fascinó por aquel suceso y decidió rendirles culto. Con el tiempo la religión se fue prolongando hacia el sur de África por medio de los ritos, cantos y lamentos.

¿En qué momento y cómo llega a Cuba esta religión?

Llega con la época de la esclavitud. Los esclavos traían todos sus conocimientos y ya en Cuba empezaron a organizarse. Cada cual iba preparando su “macutu” o caldero. Los esclavistas no permitían que ellos se reunieran, entonces los africanos fueron sincretizando los nombres de sus deidades con la religión católica. De esta forma el “zarabanda”, que es la deidad de los esclavos, se sincretiza con San Cristóbal. El zarabanda actualmente tiene tres nombres: en la religión católica es “San Cristóbal”, en Yuraba es “Ogún guerrero” y en Palo Monte es “zarabanda”.

¿Cuál es el proceso si uno quiere iniciarse en la religión Palo Monte?

Primero hay que consagrarse. Se le pregunta al fundamento (a las deidades) si esa persona tiene camino hacia el Palo Monte. Si dice que sí, se pregunta sobre qué “deidad” se va a consagrar. Si es por Siete Rayos, por Centella, por Ogún o si es por Mdoki (el diablo) porque también hay creyentes que se consagran por Mdoki que son los que se dedican a hacer daño. Cuando las deidades aprueban la consagración, entonces se hacen los preparativos.

El paso más importante es bautizarse por la religión católica. Posteriormente se hace una marcha de depuración para hacer una limpia al individuo. La marcha o caminata debe hacerse por el mar, la iglesia, el río, la cárcel y el cementerio. De cada lugar que pasa el iniciado debe llevar un puño de tierra para usarlo en el ritual. Luego se empieza a colectar los elementos que llevan las calderas: tierra de los distintos lugares, hierro, veintiún palos, un trocito de oro y plata, un poco de mercurio, entre otras cosas.

La tierra del cementerio representa la alianza con los muertos, el hierro es fundamental porque zarabanda es un guerrero de combate y es el amo del hierro. El oro y la plata representan la prosperidad. El mercurio representa al universo en movimiento. Veintiún palos del monte representan el tiempo máximo en que tardan las deidades en hacer efectivo el conjuro. También hay que conseguir cuatro herraduras usadas que representan el trabajo y cuatro clavos de líneas de ferrocarril que representan la “caminata” de los esclavos. Luego se trabaja con los chamalongos, que son cuatro caracolitos.

Usted dice que para iniciarse hay que bautizarse por la religión católica, ¿no es acaso independiente su religión?

No para nada. Incluso nuestro fundamento lo preside el crucifijo.

¿Qué le asegura a un “Palero” ponerse en contacto con los muertos?

La garantía es que las partes de los cuerpos que uso para los rituales, son partes de cuerpos de ciudadanos cubanos que he desenterrado de los cementerios de manera clandestina. Eso hace que el ritual y el contacto con los muertos resulten efectivos.

¿Por qué los Paleros tienen tan mala reputación en Cuba? ¿Por qué la gente les teme?

La mala reputación se la dan aquellos “Paleros” que trabajan con Mdoki o el diablo. No quiere decir que en algún momento nosotros no tengamos que hacer algún conjuro, pero lo hacemos únicamente para darle respuesta a un mal que se haya hecho. Sin embargo, yo trato de no trabajar por ese medio. Ahora bien, si es necesario hacerlo, lo uso: viro el crucifijo y empiezo otro conjuro para trabajar la parte mala.

Gilberto, una pregunta más: ¿tiene usted algún conjuro para atraer la buena suerte?

Existe un conjuro: “Que Msambi te cutare con mucho massimene”, que significa: “que Dios te proteja con mucho amor y por mucho tiempo”.

Si desea ver esta entrevista en El Nuevo Diario acceda aquí:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sitio oficial del escritor nicaragüense Ulises Juárez

Artículos de otros meses

V Festival Internacional de Poesía de Granada-Nicaragua

V Festival Internacional de Poesía de Granada-Nicaragua
Video tomado del programa "Esta Semana" con Carlos Fernando Chamorro