Así se expresa Miriam Velásquez, de 52 años, en defensa de Alberto Boschi

“Nosotros lo necesitamos”


* 350 madres son beneficiadas por la bondad de un hombre que ha decidido no pronunciar palabras hasta que se le haga justicia.


Francisco Ruiz Udiel- Managua, sábado 24 de julio 2010.


El misionero católico le dio la bienvenida a un grupo de jóvenes que le visitaron hoy sábado en el centro educativo “Don Lorenzo Milani”, de Ciudad Sandino, para brindarle solidaridad ante una huelga de hambre y de palabra que sostiene desde el pasado 15 de julio. Se trata de Alberto Stefano Boschi, nacido en Italia, en 1953, pero radicado en Nicaragua desde 1989.


Viste de azul y blanco, los colores de la bandera nicaragüense y porta un crucifijo de madera. Hace señas a su intérprete para que explique mejor la situación en la cual se encuentra.


“Está bastante debilitado. Ya son nueve días sin comer y hablar”, dice una muchacha, quien también irá exhibiendo, junto al misionero, las pruebas que demuestran las contradicciones del gobierno actual de Nicaragua, que de forma arbitraria le retiró la nacionalidad el 23 de junio de este año, por medio de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), del Ministerio de Gobernación.


El argumento usado contra Alberto, a quien se le concedió la nacionalidad nicaragüense en 2005, es que supuestamente violó los artículos 1 y 2 de la Ley 149, Ley de Nacionalidad, tras usar su pasaporte italiano para entrar y salir en varias ocasiones del territorio nacional, y es que, según la DGME, no existe convenio de doble Nacionalidad entre Nicaragua e Italia.


Sin embargo, lo que la DGME no aclara es que Alberto se vio obligado a usar pasaporte italiano porque desde julio 2008 jamás le entregaron el pasaporte nicaragüense, luego que éste pagara 350 córdobas por el trámite al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, que le emitió el recibo número 7214276, con fecha del 25 de julio de dicho año. Sin embargo, jamás le entregaron el documento de viaje.


Odio político contra Alberto Boschi


Miriam Velásquez Sosa tiene 52 años. Su trabajo es “palmear las tortillas” para los 550 niños y niñas que se alimentan en el centro educativo. Dice no comprender “el odio de Daniel Ortega” y afirma que nunca imaginó que “este presidente hiciera semejante porquería”, es decir, violar el derecho humano a un hombre que sólo desea permanecer en el país donde está su esposa de origen nicaragüense, Carolina Jarquín, y su niña de tres años, Rafaela Boschi Jarquín.


Si se nos va Alberto –comenta-, se perjudicarían también 350 madres beneficiadas por la bondad de este hombre que ha decidido no pronunciar palabras hasta que se le haga justicia. “Nosotros lo necesitamos”, agrega Miriam.


Pero es sabido que Alberto es un severo crítico contra la dictadura institucional que ha impuesto Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo.


En junio 2008 se dio una serie de protestas contra el gobierno actual, una de ellas fue la radical huelga de hambre de trece días por parte de la ex-guerrillera Dora María Téllez. Después, exactamente el 30 de julio, otra protesta ocurrió, ahora por parte de un grupo de jóvenes opositores al gobierno. En esta ocasión se dio una trifulca en la cual el periodista oficialista Antenor Peña resultó herido, según él, por un impacto de bala que jamás se llegó a comprobar. En los alrededores se encontraba Alberto Boschi y el gobierno aprovechó para atribuirle los daños. Así, la Fiscalía lo condenó en 2009, por medio del juez danielista Celso Urbina, a un año de prisión por supuestos delitos de inducción de lesiones y posesión ilegal de armas.


Por tanto quitarle la nacionalidad es una forma de callarlo y de presionarlo para que regrese a Italia. Si esto ocurre, todos los niños y madres, a quienes ayuda Alberto, quedarían totalmente desprotegidos y se estaría provocando la más terrible violación de los derechos humanos a gente pobre e inocente.


Mientras tanto, la Embajada de Italia en Nicaragua también ha decidido callar, no están en huelga de hambre, no. Simplemente han preferido ausentarse.


Invitación


El domingo 25 de julio, a las once de la mañana, Alberto Boschi asistirá a la Santa Misa en la Catedral Metropolitana de Managua. Le acompañarán todos sus amigos, aquellos que han decidido defender su causa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sitio oficial del escritor nicaragüense Ulises Juárez

Artículos de otros meses

V Festival Internacional de Poesía de Granada-Nicaragua

V Festival Internacional de Poesía de Granada-Nicaragua
Video tomado del programa "Esta Semana" con Carlos Fernando Chamorro