El goce estético según Ortega y Gasset

LA BELEZA NO ES PARA TODOS

Francisco Ruiz Udiel

Filósofo radical fue el español José Ortega y Gasett (1883 –1953), quien se apasionó por el arte joven a inicios de los años veinte del siglo pasado. Escribió con ironía y humor cuando expresó en su ensayo La deshumanización del arte, que con los jóvenes había dos opciones: fusilarlos o esforzarse en comprenderlos. Él eligió lo segundo.

Para entonces destacó las tendencias conexas del nuevo estilo artístico, entre ellas, la deshumanización del arte, la esencial ironía y la no trascendencia de la obra. En su principal crítica acerca de la estética, se planteó la realidad concreta de un objeto contemplado.

En primera instancia, el objeto que el individuo observa es un concepto, una idea o imagen; para dar a conocer su verdadera intimidad se debe anular la realidad objetiva que posee y transfórmala en algo nuevo. Como herramienta propone usar la metáfora, que etimológicamente indica “la posición de una cosa en el lugar de otra”. Es decir, que se transfiere un valor esencial a aquello que vemos. Antes es necesario aniquilar sus atributos originales para dotarlo de una “nueva cualidad delicadísima que le presta carácter de belleza”. Lo que se busca aquí es generar perspectiva y dar relieve a los elementos ordinarios que de manera constante desatendemos. Lo tradicionalmente “humano” es concebir la realidad desde una sola óptica, con el proceso de “deshumanización” esa realidad se vuelve divergente y le brinda al individuo otras posibilidades de elegir.

Estos aspectos suelen ser tan subjetivos, y resulta un poco complicado intentar explicarlos. Por tal razón, traigo a colación la obra titulada Ellos del artista Marcos Agudelo, la cual consintió en una escalinata de 600 metros cuadrados cubierta de ropa. El propósito fue intervenir el espacio arquitectónico (Galerías Santo Domingo de Managua) y el elemento clave fue la ropa como alegoría del cuerpo humano.

Lo que Marcos vio inicialmente fue una escalinata, el objeto concreto y árido como tal. Luego decidió transgredir esa realidad y volverla objeto estético (o metafórico). Para él, aquello contemplado dejó de ser, le anuló por completo sus atributos originales y lo dotó de una nueva sensibilidad.

Algunos espectadores sólo vieron ropa, otros no entendieron y opinaron que no les gustaba. Al respecto anotaría Ortega y Gasset que no se trata de que a la mayoría del público no le guste la obra de arte joven y a la minoría sí. Lo que sucede es que la mayoría, la masa, no la entiende.

Sin embargo, entre los transeúntes hubo alguien que se detuvo y recordó la imagen de un río por donde quizá hubo náufragos. Sea cual fuera la explicación de la intervención, lo que sí es notable es que la visión última aseguró a aquel individuo el máximo goce estético, el cual está reservado para unos y vedado a otros, pero nunca para quienes tengan el privilegio de conocer este libro que busca indagar y debatir acerca de la belleza.

©Fotografía muestra la obra de Marcos Agudelo, tomada por La Brújula Digital.

©Artículo publicado en www.caratula.net / La deshumanización del arte y otros ensayos de estética / José Ortega y Gasset / Publicada originalmente en 1925 / Austral, 1ª ed. en España, 2007

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sitio oficial del escritor nicaragüense Ulises Juárez

Artículos de otros meses

V Festival Internacional de Poesía de Granada-Nicaragua

V Festival Internacional de Poesía de Granada-Nicaragua
Video tomado del programa "Esta Semana" con Carlos Fernando Chamorro