Traiciones a Carlos Martínez Rivas

Francisco Ruiz Udiel

A finales de la década del 80 un Volvo rojo transitaba Managua. En éste iba Berenice Maranhão, brasileña que perteneció al partido comunista de su país y quien llegó a Nicaragua como exiliada política. Para entonces lo acompañaba Carlos Martínez Rivas, poeta que le abrió las puertas de su “jaula de Altamira”. Le contó sus secretos, le mostró la miseria y tragedia. Más allá de la caverna del genio apareció el rostro humano y también el carácter dantesco y despreciable, según describe Berenice, a quien viviera la insurrección solitaria con una pensión del gobierno, equivalente a cuatro botellas de Chivas Regal.

El libro empieza con una carta de Carlos: “Anoche, sentado en el porche desde las seis de la tarde estuve deseando que por casualidad pasaras, y detenerte con una seña para que te detuvieras un rato”. Ya casi al final de la obra, otra nota da a conocer su temperamento cardo: “Ya no te necesito. Usted es una vulgar mujer que se ha llevado manuscritos míos y otras cosas. No cuente más con mi amistad ni hoy ni nunca”.

La supuesta relación entre la personalidad acre de un ser humano junto a la condición de genio ha sido siempre un lugar común. Pienso en este testimonio y en el ocaso del poeta y considero que la crónica hubiera sido diferente si Berenice lo hubiera conocido en otro tiempo, cuando Carlos reía en París junto al Nobel de Literatura, Octavio Paz.

La totalidad de un hombre no es una época, es su vida. Por tal razón, el libro carece de objetividad, aunque la autora escriba que su objetivo es presentarlo “de carne y hueso, acercarlo al mundo de los vivos y no dejarlo congelado en el pedestal de los inmortales. Y si quieren, llamen a lo que intentaré: traiciones….”.

Hay páginas de divagaciones en las cuales se aleja de dicho objetivo y más bien se dedica a comentar acerca de su vida ordinaria y de su pasado. Con toda razón el señalamiento es que intentó crearse fama a beneficio del otro. Pero la telenovela brasileña no le salió bien y lo que resultó fue un libro sin valor alguno, destinado al lector sociológico, pues el testimonio ni siquiera ayuda a entender la obra poética de su autor, sitio al que Berenice no pudo acceder intelectualmente.

--------------------

Este libro fue adquirido a 1 dólar en la “Feria del libro” que organizó el Centro Nicaragüense de Escritores, en febrero 2010, a beneficio de los sobrevivientes del terremoto en Haití.

Maranhão, Berenice. (1991). Traiciones a Carlos Martínez Rivas (Semblanza no autorizada). Managua: Editorial Vanguardia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sitio oficial del escritor nicaragüense Ulises Juárez

Artículos de otros meses

V Festival Internacional de Poesía de Granada-Nicaragua

V Festival Internacional de Poesía de Granada-Nicaragua
Video tomado del programa "Esta Semana" con Carlos Fernando Chamorro